Sesión del Club: “… en un lugar llamado Tierra”

Un hombre y una máquina regresan de un viaje por el espacio exterior; el hombre, dormido; la máquina, muerta.

En 1983 y por tercera vez consecutiva, Jordi Sierra i Fabra ganó el Premio Gran Angular por “… en un lugar llamado Tierra”. Acumula 21 ediciones en castellano y catalán (Círculo/Cruïlla). La opinión del autor sobre su propia obra la encontramos en este comentario (Septiembre-2006):

“Lo cierto es que cuando en 1982 inicié “…en un lugar llamado Tierra” nunca pude imaginar no sólo el éxito, sino lo que pesaría este libro en la historia. Ese mismo año se hizo la mejor película de ciencia ficción que existe, “Blade runner”, y alguien dijo que la peli y mi libro eran los mejores exponentes de la CF de entonces. Un halago. Pero que hoy, 24 años después, siga gustando e interesando, es fantástico. Por cierto, ¿ya sabes que hace un par de años publiqué la que de alguna forma sería la cuarta parte, y que ésta si se encuentra a la venta, y también puede leerse como libro separado sin conocer las otras? Se titula “Crónica de Tierra 2″ y la editó Minotauro. Pero si interesa el tema y mi literatura de máquinas, te recuerdo otros títulos míos: “Los elegidos” (Edebé), “Las voces del futuro” (SM), “La puerta del Más Allá” (Espasa) y las tres novelas de la serie Zack Galaxy en Alfaguara (totalmente desmadradas aunque parezca que son juveniles), aunque la mejor es “Marte XXIII” (editada en Colombia por la editorial Norma, aunque quizás pudieras pedirlo aquí escribiendo a la editorial Belacqua, que son sus representantes en España). En catalán están “Schizoid” (Pagés Editors) y “Les veus de Mart” (“Marte XXIII”, en La Galera).”

Esta cita, además de poner en contexto el libro nos anticipa el talante de JSiF como escritor, sin duda uno de los más prolíficos en activo de la literatura española. Se inventa ante nosotros un mundo totalmente nuevo y muy rico en detalles formando personajes fiables e interesantes pero que en realidad sólo son el motor para reflejar esa idea general del libro desde diferente puntos. Humanos y toda clase de máquinas (a las que nunca se denomina como robots) harán aquí sus reflexiones personales mientras se lleva a cabo un juicio trepidante y con unos diálogos dignos de enmarcar.

A modo de sinopsis de “… en un lugar llamado Tierra” podemos decir: un futuro no muy lejano, seres humanos y máquinas son iguales ante la Constitución. Mas aún, las máquinas, que han salvado a los humanos del Holocausto, son el motor del progreso y la vida social. La acusación de asesinato de una máquina por parte de un hombre alterará la convivencia y desencadenará el inicio de la revolución. Hal Yakzuby, un científico que defiende al humano acusado, y Balhissay 2-15, la máquina que conoce los entresijos de la historia y la verdad del presente, se enfrentan en un juicio apasionante que marcará el futuro del planeta.

El principal protagonista, Hal Yakzuby, es un científico afamado que vive en un mundo donde las máquinas y los humanos parecen avanzar en perfecta armonía. Las leyes y la Constitución configuran una sociedad perfecta,  con cuyas reglas tiene que investigar el presunto asesinato  del androide  Ludoz 7-521. Su copiloto humano, llamado Djub-Ehr, es el principal sospechoso. Ludoz y él viajaban en la misma nave cuando ésta regresaba a casa después de una expedición en el espacio exterior. Hal comienza una carrera contrarreloj para poder salvar la vida al copiloto  Djub-Ehr intentando demostrar a las máquinas que su tesis  -una máquina no puede autodestruirse- no es tan exacta como ellas creen. Hal es sin duda el punto que rige el libro en sí. Sus pensamientos contra el sistema y su ágil defensa son el pilar fundamental de la trama, el que nos lleva a preguntarnos dónde se encuentra el equilibrio entre los avances tecnológicos y las libertades humanas.

Así aparecen cuestiones como: un día las máquinas tendrán capacidad para concebir…¿Tendrán un corazón como el nuestro y arterias de metal, o un ordenador surgido del núcleo celular y un cuerpo formado de carne? ¿Poseerán todos los secretos de la vida?…

Con este hilo conductor, vamos a hacer tres reflexiones inspiradas en los temas del libro.

Ética para las máquinas

La primera referencia, una vez conocido el argumento, la tendríamos en el Viejo Profesor. Resulta curioso lo visionario y a la vez ingenuo que resultaba Asimov. En un sentido, ya prevé robots autónomos, cosa que ahora empezamos a ver. Es ingenuo porque los robots que estamos empezando a fabricar están en buena medida diseñados para matar. Los principios de su comportamiento se concretaban en las tres leyes de la robótica:

1. Un robot no debe dañar a un ser humano o, por su inacción, dejar que un ser humano sufra daño.
2. Un robot debe obedecer las órdenes que le son dadas por un ser humano, excepto si estas órdenes entran en conflicto con la Primera Ley.

3. Un robot debe proteger su propia existencia, hasta donde esta protección no entre en conflicto con la Primera o la Segunda Ley

La realidad es que cada día se diseñan y construyen nuevos robots. Pulgas que graban, arañas espías o cuadricópteros. Los drones del ejercito americano ya no solo realizan misiones de vigilancia. Van cargados con mortíferas bombas. Los trenes sin conductor proliferan. El vehículo autónomo está a punto de invadir nuestras calles. El punto de inflexión estará el momento en que estas máquinas sean autónomas. Los drones están teledirigidos. Un humano decide el objetivo y el momento. Pero como sabemos, cuando los dispositivos se multiplican, su control desborda a los operadores y acaban siendo dotados de autonomía.robot-aspirador

Se estima que, sólo en los Estados Unidos, hay más de tres millones de robots aspiradoras, recogiendo la suciedad en sus suelos. Estas máquinas tienen la capacidad de tomar decisiones independientes y funcionan razonablemente sin supervisión. Los robots de próxima generación serán más sofisticados y se espera que proporcionen servicios como la enfermería, la seguridad, las tareas domésticas y la educación. Incluso diseñados para matar, los robots pueden tener alguna ventaja: no tienen odio ni deseo de venganza, no cometen violaciones no toman decisiones en caliente. Una característica de los soldados ha sido históricamente el abuso añadido a su función principal.

En la vida se plantean permanentemente problemas éticos. También cuando conduces, aunque la reacción sea automática. Un niño se cruza, ¿freno?. Un perro se cruza ¿freno?. Si freno, pongo en riesgo la vida de mi familia que me acompaña. O la del coche que circula al lado. ¿Cuál es la opción moral adecuada?. Si desarrollamos un coche autónomo, ¿debería tener moral?. Y cualquier otro robot autónomo, ¿debería llevar implantado un módulo moral?.

La moral humana es un vidrioso campo en el que las reglas no están en absoluto claras, como se pone de manifiesto en los llamados dilemas morales. Para implantar un modelo en un ordenador tienes que tener claro el modelo. Para implantar ética en un robot, tienes que tener clara la ética. Miles de leyes han sido necesarias para la convivencia humana porque unas simples reglas éticas no sirven. ¿Cómo implementar en los robots (con sólo tres!) algo que no está claro en los humanos?.

El tema, desde un punto de vista académico ha sido tratado en un trabajo de Yueh-Hsuan Weng, Chien-Hsun Chen, y Chuen-Tsai Sun. “Toward The Human-Robot Co-Existence Society: On Safety Intelligence For Next Generation Robots”. Sus conclusiones  indican que tal vez sea hora de decidir quién y cómo se puede regular a los robots. Algunas de estas directrices serán codificada en las máquinas, otros pasarán a formar parte del software y unas pocas exigirán la creación de agencias de control independientes. Esto también requerirá la creación de un “lenguaje legal para las  máquinas”. Eso significa que un conjunto de reglas no verbales, parte del cual o todo, deberá ser codificado en los robots. Estas normas cubrirían áreas como la usabilidad que establezcan, por ejemplo, qué tan cerca un robot puede llegar a un humano en diversas condiciones, y las pautas de seguridad que se ajusten a nuestras expectativas actuales de lo que es legal.

Aun así, los esfuerzos para crear un robot que con éxito pueda interactuar con los seres humanos a través del tiempo probablemente será incompleta. Citando a expertos, como Josh Hall. “La gente ha estado tratando de resumir lo que se entiende por comportamiento moral en los seres humanos durante miles de años … Incluso si conseguimos directrices sobre ética robótica el tamaño del código legal aún se quedaría corto. La moralidad es imposible de escribir en términos formales”. Las reglas de este nuevo mundo tendrán que cubrir cómo los seres humanos deben interactuar con los robots y establecer el comportamiento de los robots.

Economía y empleo

La tecnología siempre ha desplazado al empleo. Y muchos autores han predicho equivocadamente el fin del empleo por culpa de la tecnología, incluyendo al propio Keynes. Pero los autores del MIT aseguran que el ritmo de la automatización se ha acelerado en los últimos años.

La automatización de cada vez más trabajo realizado por humanos es el tema central de Race Against The Machine,un e-book publicado en 2011. ”Muchos trabajadores, en definitiva, están perdiendo la carrera contra las máquinas”, según los autores. Erik Brynjolfsson, economista y director del Centro para los Negocios Digitales del MIT, y Andrew P. McAfee, director asociado e investigador científico principal en el centro, dos de los mayores expertos en tecnología y productividad. El tono de alarma de su libro es un punto de partida para ambos, que hasta ahora se habían centrado en los beneficios de los avances tecnológicos.

Los ordenadores más rápidos y más baratos, así como un software cada vez mejor, están dando a las máquinas capacidades que se pensaban que sólo podían ser humanas, como entender una conversación, traducir de otro idioma u otras pautas de reconocimiento. Así que la automatización ha pasado de las fábricas a los call center, el marketing y las ventas, el sector que proporciona el mayor número de empleos.

Estos autores no son los únicos que han responsabilizado a la tecnología de la falta de empleo. En el McKinsey Quarterly de Noviembre de 2011, W. Brian Arthur, vinculado al Palo Alto Research Center, economista y tecnólogo, advierte de que la tecnología está reemplazando rápidamente el empleo, siguiendo la automatización del trabajo en las granjas y las fábricas. “Este último repositorio de empleos se está hundiendo. Y habrá muchos menos trabajadores de cuello blanco en el futuro, lo que supone un problema” señala.

Pone dos ejemplos cercanos, el proceso de check-in en los aeropuertos y el tráfico de mercancías en el puerto de Rotterdam. En ambos es patente la desaparición de los humanos y su reemplazo por máquinas.

checkin

En ambos casos, tomados de las economías de los países desarrollados, los procesos de la economía física se introducen en la economía digital, donde están “hablando” con otros procesos en la economía digital, en una conversación constante entre múltiples servidores y nodos semi-inteligentes que están actualizando las cosas, consultando las cosas, revisando las cosas, reajustando las cosas, y, finalmente, conectan de nuevo con los procesos y los seres humanos en la economía física. Así que podemos decir que otra economía -una segunda economía- de todos estos procesos de negocio digitalizados conversan, ejecutan y activan otras acciones, silenciosamente, junto a la formación de la economía física.

Tenemos máquinas sofisticadas, pero en lugar de la automatización personal (robots) tenemos una automatización colectiva. Tras la economía física, con sus personas físicas y las tareas físicas, se encuentra una segunda economía que es automática, neural e inteligente neural, sin límite superior en su progresión. Esta segunda economía -vasta e interconectada, y extraordinariamente productiva- está creando en nosotros un nuevo mundo económico. ¿Cómo nos irá en este mundo?. ¿Cómo nos adaptaremos a ella?.  ¿Cómo vamos a sacar provecho de ella y compartir sus beneficios?. En gran medida depende de nosotros.

Inteligencia

En Febrero de 2011 apareció la noticia de que el ordenador de IBM Watson había salido victorioso de su duelo contra el cerebro humano. La máquina ganó el concurso de preguntas y respuestas Jeopardy!, que emite la cadena de televisióne estadounidense ABC, al imponerse a los dos mejores concursantes de la historia del programa. Watson les venció en la tercera ronda, contestando preguntas que le obligaban a pensar como una persona.

Watson, un complejo sistema operativo desarrollado durante cuatro años con la ayuda de ocho universidades, acreditó el premio de un millón de dólares que otorga el concurso. Pero eso sí, no estuvo exento de problemas. Al parecer, como cualquier PC casero, Watson se ‘colgó’ más de una vez debido a algún tipo de inestabilidad interna, aunque esos momentos -mientras lo ‘reseteaban’- fueron editados y no se vieron en televisión.

En el último día del concurso, el resultado final fue inequívoco: Watson cimentó su victoria en la categoría de no ficción. La rapidez a la hora de contestar del ordenador, de 13,64 terabites de memoria y potenciado por una habitación llena de servidores, ha sido una de sus garantías de triunfo, mientras los humanos han dependido de sus reflejos para abalanzarse sobre el pulsador en cada respuesta. Pero su mayor herramienta ha sido la capacidad de bucear, en milésimas de segundo, a través de más de 200 millones de páginas de material sacado de enciclopedias y de internet para compararlas con otras y encontrar la respuesta a cada pregunta.

Para IBM, aparte del golpe publicitario, la victoria de Watson es otro paso hacia el desarrollo de máquinas inteligentes capaces de entender y responder a los humanos, o con suerte, remplazarlos. De hecho, los investigadores de IBM y de otras empresas ya elaboran usos futuros de las tecnologías involucradas en las operaciones de Watson, que podrían tener impacto en las áreas de la medicina, leyes, e ingeniería, entre otros campos.

Esta noticia nos sirve para cerrar el círculo y volver al ámbito de la ciencia-ficción, pues Watson empieza a hacer realidad el término “singularidad tecnológica”, popularizado por Vernor Vinge, y desarrollado por Ray Kurzweil. Podemos definir el concepto en términos de la creación tecnológica de super-inteligencia, y podemos argumentar que es difícil o imposible para los humanos actuales predecir lo que una post-singularidad sería, debido a la dificultad de imaginar las intenciones y capacidades de las entidades superinteligentes. Una de las tesis más polémicas de la teoría de la singularidad es aquella que afirma que en el momento en que las máquinas alcancen la capacidad de almacenaje y procesamiento de la información de cualquier cerebro humano (1.25 TB de datos, a unos 100 teraflops por segundo), es posible que surja alguna forma de conciencia artificial.

Dicho en otras palabras, hemos inventado ya una máquina capaz de emular lo más racional, computacional de nosotros mismos. Toca ahora investigar la creatividad, la emoción, todavía aquellas cosas que nos hacen humanos, superiores incluso, evolución tecnológica mediante,  a la suma de todos nosotros juntos.

Jordi Sierra i Fabra (1947-)

Jordi Sierra i Fabra

Jordi Sierra i Fabra

Nacido en Barcelona, el 26 de julio de 1947 es un escritor español, que destaca por la variedad de temáticas y registros en su narrativa, ya que aborda todos los géneros. En los últimos 25 años sus obras de literatura infantil y juvenil le han etiquetado como referente para los jóvenes de España y América Latina.

También ha sido un notable estudioso de la música rock desde fines de los años 60. Fue fundador y/o director de numerosas revistas, El Gran Musical, Disco Expres, Popular 1, Top Magazine, Extra o Super Pop, la última, ya en 1977, cuando había dejado la música por la literatura.

Autor precoz, comenzó a escribir con 8 años y a los 12, escribió su primera novela larga, de 500 páginas. En 1970 abandonó los estudios y el trabajo para profesionalizarse plenamente como comentarista musical. En 2009 ha superado ya los 9 millones de libros vendidos en España. Tiene una extensa obra que en 2010 alcanza los 400 libros escritos y ha obtenido multitud de premios ya sea en idioma español o en idioma catalán, y a ambos lados del Atlántico (Nacional de Literatura Infantil y Juvenil, Ateneo de Sevilla, Villa de Bilbao, Vaixell de Vapor, Gran Angular, Edebé, Columna Jove, Joaquim Ruyra, CCEI, A la orilla del viento, entre otros muchos). Muchas de sus novelas han sido llevadas al teatro y algunas a la televisión.

En 2004 creó la Fundación Jordi Sierra i Fabra en Barcelona, destinada a promover la creación literaria entre los jóvenes de lengua española. Cada año convoca un premio literario para menores de 18 años. El mismo 2004 impulsó la Fundación Taller de Letras Jordi Sierra i Fabra para Latinoamérica con sede en Medellín, Colombia, que atiende a más de cien mil niños y jóvenes cada año. En 2006 y 2010 ha sido candidato al Nobel de la literatura para jóvenes, el premio Hans Christian Andersen, representando a España. Viajero impenitente, su obra se nutre muchas veces de sus propias vivencias a lo largo y ancho del mundo.

La literatura de Sierra i Fabra se caracteriza por un uso hábil de los procedimientos narrativos. Su estilo, directo, marcado por los diálogos, el ritmo, las frases cortas, la intensidad y el suspenso, lo ha convertido en un favorito claro de los lectores jóvenes. Su obra, marcada por el compromiso, aborda todos los géneros, ciencia ficción, novela policiaca, historia, poesía, ensayo, realismo crítico, etc. En muchos de sus libros incide en temas duros, habitualmente poco dados e, incluso, censurados en la literatura para jóvenes.

Anuncios

Acerca de Moderador

Moderador del Club de Lectura de Ciencia Ficción Ver todas las entradas de Moderador

One response to “Sesión del Club: “… en un lugar llamado Tierra”

Totes les opinions són benvingudes. Deixa aquí el teu comentari

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: