Sesión del Club (Grupo B): Snow Crash

“Su uniforme, negro como el carbono activado, absorbe la mismísima luz del aire. Las balas rebotan en el tejido de aracnofíbra como un gorrión al chocar con una puerta, pero el exceso de sudoración lo atraviesa como brisa que soplase sobre una selva recién bombardeada con napalm.”

snow crash-portadaLa codificación de la información es uno de los temas favoritos del autor que acabaría fructificando en “Criptonomicón”. Pero además Neal Stephenson, al contrario que William Gibson, es un informático experto, y se nota. Su Metaverso, por muy desquiciado que sea, es coherente con las reglas básicas de la programación. Como apunte adicional, fue esta novela la que popularizó el término “avatar”. Tras el éxito de esta novela, Stephenson se convirtió en el gurú tecnológico favorito de la revista Wired y en nombre obligado a la hora de hablar de las consecuencias sociales proyectadas y originadas en la lta tecnología.

Situado en un futuro próximo el mundo se ha convertido en un lugar muy diferente, se ha convertido en “los  mundos”. Ahí está el mundo real, donde Estados Unidos se divide en muchos barclaves  -los enclaves suburbanos, casi todos absolutamente idénticos -y el gobierno federal es sólo un pequeño (y aún ineficiente) estado-nación, entre muchos otros.

Luego está el Metaverso, Internet como podría percibirse en el  futuro, un mundo al que se puede acceder a través de cualquier ordenador, en el que uno puede moverse como un avatar, con la apariencia que se desee (dentro de ciertos límites tales como que un avatar no puede ser más alto de  lo que uno realmente es, para evitar que el Metaverso se llene de gigantes). Los metaversos son entornos donde los humanos interactúan social y económicamente como iconos a través de un soporte lógico en un ciberespacio que actúa como una metáfora del mundo real, pero sin las limitaciones físicas.

Los personajes principales siguen una tendencia novedosa. Stephenson llama a uno de ellos Hiro Protagonist, reconociendo que es un nombre falso, no su nombre real. Son audaces y un punto desagradables para una obra de ficción. Este  repartidor  de  pizzas, joven, hacker y mestizo, Hiro, fue  uno de los primeros habitantes del Metaverso. Él escribió una parte del código en su etapa de desarrollo inicial, lo que significa que conoce muchos de los trucos del lugar. En  especial  los  del  Sol  Negro, una de las primeras estructuras en la arteria principal del Metaverso: la Calle.

El otro personaje principal es una Korreo skater de quince años,  T.A. A menudo, equivocadamente llamada Tía,  en el original se llama Y.T. (yours truly) que en su pronunciación inglesa puede entenderse como Whitey (blanquita). Pasa sus días navegando por las calles, arponeando vehículos que la remolquen en su skate hasta realizar las entregas. Con su uniforme cubierto por múltiples  códigos de barras, visados de acceso a los estados independientes, que pueden ser escaneados sobre la marcha, mientras se desliza a través de las fronteras de estos nuevos Estados des-Unidos.

Otros personajes pueblan la trama, y sus territorios:  el Gran Hong Kong de Mr. Lee, la Cosa Nostra  Pizza del Tío Enzo, una Nueva  Sudáfrica, Cuervo con una bomba termonuclear a cuestas, L Bob Rife  predicador/hombre de negocios (trasunto de L. Ron Hubbard, líder de la cienciología), Fido un perro con habilidades extraordinarias …

Hiro, hacker y espadachín extraordinario, también gana dinero extra vendiendo Intel -la inteligencia/datos/información de cualquier tipo- a la nueva versión de la CIA. Hiro  pronto  tropieza  con  un  problema  que  amenaza el otro mundo, el Metaverso. Alguien le ofrece una HyperCard – contenedor de información que puede transferirse a su ordenador- en realidad es Snow Crash, lo último en drogas, una intel/virus del tipo más peligroso.

La explicación de Stephenson para el virus  -qué es, cómo se preparó, qué  peligros supone- es ingeniosa, pero donde se demuestra su anticipación es en el Metaverso, que maneja muy bien en todas sus facetas. Todas las escenas son un éxito. El otro aspecto de la novela que es excepcional es como describe en qué se ha convertido el mundo: los restos desorganizados de América. No todo es completamente convincente, pero el equilibrio entre la narración humorística y la crítica social está muy conseguido.

La importancia de Snow Crash va más allá de sus repercusiones literarias en el género de la ciencia-ficción y se extrapolan a la evolución de la Internet misma. La obra de Stephenson fue la primera en hablar de avatar como sinónimo de personalidad virtual. Y su visión de la red como un Metaverso, con la forma de una inmensa calle, se considera la base y la inspiración de Second Life (Junio-2003), la más exitosa de todas las comunidades online. Pero no se limita a especular en este campo, sino que derriba cuanta barrera se pone por delante y se atreve a juguetear con la idea del código base del intelecto humano: una especie de código máquina neurolingüístico.

A inicios del siglo XXI se decía que 9 de cada 10 programadores del mundo trabajaban con un ejemplar de Snow Crash sobre el escritorio. No sólo eso: se sabe que para trabajar en Apple uno de los requisitos es leer Snow Crash, libro del cual la empresa de Steve Jobs hace exámenes a sus candidatos.

Neal Stephenson (1959-)

Nacido el 31 de octubre de 1959 en Fort Meade, Maryland, Stephenson proviene de una familia de ingenieros y científicos, su padre es profesor de Ingeniería Eléctrica, cuyo padre fue también profesor (de Física), y su madre trabajaba en un laboratorio de bioquímica, mientras que su padre era un profesor de esta ciencia.

Neal Stephenson

La familia Stephenson se trasladó a Champaign-Urbana, Illinois, en 1960 y luego en 1966 a Ames, Iowa, donde se graduó en el Instituto de Ames en 1977.

Stephenson prosiguió sus estudios en la Universidad de Boston. Primero realizó estudios de Física , cambiando luego a la Geografía después de descubrir que le permitiría pasar más tiempo en la computadora central de la universidad. Se graduó en 1981 con una licenciatura en Geografía y un diploma de Física.

Desde 1984, Stephenson ha vivido sobre todo en el Pacífico Noroeste y actualmente vive en Seattle con su familia.

Sitio oficial de Neal Stephenson

Anuncios

Acerca de Moderador

Moderador del Club de Lectura de Ciencia Ficción Ver todas las entradas de Moderador

One response to “Sesión del Club (Grupo B): Snow Crash

Totes les opinions són benvingudes. Deixa aquí el teu comentari

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: